2010/01/20

"La Bella Durmiente": La obra de arte animada

Clásico Disney que me dispuse a revisionar después de un largo tiempo guardado en mi retina infantiloide. "La Bella Durmiente" costó más de una desgracia (financiera) a sus creadores, llevó más de cinco años crearla y data de una trascendencia impresionante desde que allá por 1959 se estrenase en los cines. Clyde Geronimi dirigió quizás los clásicos de Disney más extraños y misteriosos de la compañía del ratón, dejando una joya tan perfecta como los cuadros (porque son cuadros en movimiento) de el film que nos ocupa. Había una vez dos reyes que esperaban con alegría el nacimiento de su primera hija, a la que llamarían Aurora. Para celebrarlo, organizaron una fiesta a la que invitaron a todos los habitantes del reino. Pero olvidaron invitar a la malvada bruja Maléfica que, enfurecida, lanzó un terrible hechizo sobre la princesa: el día de su decimosexto cumpleaños, se pincharía con el uso de una rueca y moriría. Pero sus tres divertidas hadas madrinas descubren una forma de romper el maleficio: no morirá, permanecerá dormida hasta que un valiente príncipe la bese...

El guión lo firma Erdman Penner basándose claro está, en el cuento original de Charles Perrault. Penner se tomó algunas libertades, siempre a las necesidades de la factoría Disney para la base narrativa de la historia. Los mensajes están más que claros desde hace décadas, pero quizás lo que haga importante a día de hoy, la trascendencia de las hojas del libreto, sean sus clarividencias a la hora de trasmitir sensaciones bastante dispares. Estamos ante una historia bastante cruel dentro de lo edulcorada "felicidad" Disney, la culpa la pone uno de los personajes más impresionantes (para mi, el mejor de todos los villanos de Disney o del cine en general) de la película, Maléfica. Qué la película gire en torno a ella, para los adultos (dejando atrás el tema del amor entre los príncipes, lo romanticón, que va, está bien llevado aunque parezca lo típico, está perfectamente matizado y profundizado este tema, pero para mi a día de hoy no es el que me interesa dentro de la película), y digo adultos, porque Maléfica representa el mal en estado puro, pero más que eso, representa la frustración de la vida incomunicada de sentimientos, del misticismo de la magia, y de la realidad pasmosa que Disney implanta en cada aparición suya. El contraste de colores es una paleta inmensa, de un juego tan pasmoso y terrorífico (Maléfica llega a hipnotizar a todos los personajes, haciéndoles caer en la tentación, haciéndoles reflexionar junto con el espectador en la moral, en el sentido de la vida, la muerte, la vejez, el amor como paradigma erróneo). Claro está al final, prevalece el amor ante los obstáculos, pues la pretensión de la tiranía llega a descontrolarse demasiado volviéndose negro, oscuro, trasformando sus formas en dragones y espinas (buena manera de dar la vuelta a la tortilla), Aurora y Felipe encuentran lo que ambos precisamente buscaban, vivir dentro de un sueño, algo solo posible en una película Disney, pero a su vez bello, soñado, sobrecogedor. El relato pues, nos habla claramente de sensaciones, más allá de ensoñaciones, frustración, injusticias, burguesía, campesinas, magia y terror, que no dejan de ser otras sensaciones que el film expone con franqueza, dinamismo, sin desviarse, con las ideas muy claras. Un guión perfecto, pero que a día de hoy, busco dentro de su tenebrosidad un mensaje mucho más potente, dentro de sus personajes, veo que ninguno de ellos es perfecto, que todos ellos albergan precisamente, un grado de descontento que los hace evolucionar, avanzar, sea Aurora, Felipe, las hadas y la que mejor se expresa, Maléfica.

De los maravillosos personajes, hay que reseñar sus voces, perfectas en versión original (pese a que el doblaje en Mexicano original, lo han destrozado con uno nuevo en la edición especial del DVD), quizás una de las películas Disney donde mejor estén todas las voces en conjunto, pese a que curiosamente, si pusiéramos el film sin diálogos, se entendería perfectamente (de hecho hay partes completamente mudas, sobretodo en su mitad final), lo cual el grado de perfección visual es tremendo. De ello os habló. Los dibujos rozan una perfección inusitada para un film que revolucionó la animación, los fondos son realmente extraños para el estilizado mundo Disney, tienen algo macabro, expresionista, simbólico y extraño. Los personajes se desenvuelven en ellos con soltura, la dirección de Clyde Geronimi es tan perfecta, redonda, y nuevamente inusitada (buscad hoy en día un film que encuadre los dibujos de esta manera, o que retuerza la cámara, que les de vida a los fondos, que no se note la técnica) que es imposible analizarla técnicamente sin pararse a ver cada escena, es tremendo. Os recomiendo que la veáis a nivel visual-técnico, es imposible, el film te mete por sus propias fuerzas en un mundo mágico, lleno de vida, donde cada encuadre es un cuadro lleno en detalles, lleno de fuerza y al igual que un hechizo de Maléfica, hipnotiza por su poderío esperpéntico, en el buen sentido, magistral.

Qué mas os puedo decir de esta maravilla. La música, perfección en cada nota original compuesta por un inspirado (más que nunca diría yo) George Bruns, que perfila una banda sonora que va perfectamente con el film en cada momento, acompañando las portentosas imágenes con una precisión impecable (nuevamente, remito la escena del hechizo que Maléfica crea sobre Aurora, para ver como la música es también una referencia dentro del film), perfecto score, me encanta. "La Bella Durmiente" es un film, que creo, a todos nos pareció muy extraño en la niñez, a todos nos encandiló por su curiosa y enigmática puesta en escena, lleno de claroscuros, colores fríos, formas enrevesadas, pero a su vez todo este mundo, nos asustaba y nos ponía la piel de gallina. Años después, siendo adultos, vuelve a causar todo eso, con unos grados más de admiración ante tal obra de ingenio y arte, pero volviendo a sobrecoger el alma con lo que profundiza, con la tragedia que muestra, con la aclaración de que nada es eterno en sus formas más ocultas. Creo que ya tengo película Disney predilecta (tenía una, pero creo que ahora la cambio), porque más bien, esta película se diferencia de sobremanera a muchas otras, creo que es imposible explicar su magnitud, sus obsesiva manera de quedarse inmortalizada en las retinas, en la memoria del tiempo, de varias y varias generaciones. Una obra maestra de la animación, y del cine con sus humildes 75 minutitos, cada uno de ellos, son perfección.

NOTA:10/10
RECOMENDACIÓN: Ver en V.O.S./ Amantes de la animación tradicional
DURACIÓN: 75 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube

Galería de Imágenes



2 comentarios:

Nosédecine dijo...

Sí, poco podría añadir a tu gran crítica de esta sublime pieza. Magnífica, preciosa y atemporal. Con los valores que siempre imperan en estas películas de animación y que tanto agrado producen. Me ha gustado mucho.
No conocía tu página y a partir de ahora te seguiré de forma continuada.
Un saludo.

Luigi R.p. dijo...

Muchísimas Gracias Nosédecine, me alegro de que te guste el blog, me quedo también con el tuyo.

Nos visitamos!
Saludos y gracias!